Averias y sintomas frecuentes en reparación de neveras.

  • No congela.
  • No enfría.
  • Motor funciona pero no enfría.
  • Enfría poco.
  • Enfría mucho por ciertas zonas y por otras no.
  • Hace escarcha.
  • Fugas de agua.
  • Condensación excesiva.
  • Refrigerados excesivos o irregulares.
  • Cierres defectuosos.
  • Problemas en puertas.
  • Ventiladores averiados.
  • Ruido en el compresor.
  • Perforación del circuito.
  • Perdidas de gas.
  • Termostatos mecánicos o digitales.
  • Funcionamiento ruidoso.
  • Mensajes de error y alarmas.
  • Cortocircuitos.
  • Obstrucciones en conductos.